Seda

Leo Seda y me muevo por dentro al son de las palabras, directas, auténticas. Disfruto de cada capítulo, con la certeza de que, cuando finalice, comenzará otro en el que no perderé el ritmo. Y no lo pierdo, efectivamente, porque el autor logra que nunca deje de moverse algo en mí.

Me mantiene activa, atenta y a la espera durante todo el libro. La cadencia de su narrativa es mágica, pero claro que el autor no hace magia para conseguirlo. Detrás hay conocimiento, sensibilidad, agudeza.

La prosa de Alessandro Baricco en Seda es como un baile intenso y breve. Y como todas las cosas intensas y breves, tiene un sabor penetrante y movilizador.

“Esta no es una novela. Ni siquiera es un cuento. Esta es una historia”. Esto dice la presentación de esta novela de Anagrama y es muy acertado. Es una historia de amor, de sueños, de ambiciones y de viajes, muchos viajes, a la que no le falta ni le sobra nada. La economía lingüística genera un impacto que acompaña muy bien el ritmo que mencioné antes. Menos es más. Ambos recursos, la musicalidad y las palabras justas, son los que lograron atrapar toda mi atención, como lectora amante de la narrativa breve.


Si te ha gustado esta publicación, coméntala, compártela o regálame un me gusta. Eso me motivará a seguir escribiendo para ti. ¡Muchas gracias!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: